Nuestra Tv Web

Dale Click al Mejor Sonido de la Web

FORMA PARTE DE NUESTRO STAFF

lunes, 16 de agosto de 2010

LA YUCA ALIMENTO PARA LA SUPERVIVENCIA

En casabe buñuelos o solita, ya sea frita o sancochada esté tubérculo de origen precolombino es considerado por muchos investigadores como la solución alimenticia de los países de bajo ingresos, ya que, entre muchas bondades, es capaz de crecer en suelos infértiles, soportar grandes sequias y mantenerse almacenada largo tiempo bajo la tierra. Originaria de Brasil, según algunos historiadores, la yuca es un tubérculo perteneciente a la familia Euphorbiacea y al género Manihot, siendo la del tipo Manihot Esculenta Crantz la que es comercialmente conocida por todos los habitantes del planeta.

Leyenda: "…en el Amazonas, falleció el hijo del Cacique, quien fue enterrado con gran fastuosidad. La tribu dejó pasar los días y como era costumbre se prepararon para desenterrar los restos; pero en el lugar del hijo del Cacique encontraron en la fosa una gran raíz a la que llamaron Manioc. De allí, la yuca se convirtió en el alimento base de los indígenas del Amazonas".
Existen popularmente, dos tipos de yuca: la yuca amarga, materia prima para el casabe y el almidón; y la yuca dulce, que se utiliza como verdura. Según leyendas indígenas, los aborígenes lograron hacer comestible esta raíz eliminando su veneno al cocinarla. Es por ello, que la yuca simboliza la conversión de la muerte en vida.

El veneno que contiene la yuca es el ácido cianhídrico, el cual está presente en todos los tubérculos en mayor o menor cantidad de miligramos. Cuando la yuca tiene menos de 50 miligramos de dicho ácido, se considera que es dulce y por lo tanto comestible. Sin embargo, la gran mayoría de las yucas son consideradas inofensivas ya que el veneno presente en ellas es altamente soluble y volátil, esfumándose cuando el tubérculo es expuesto al sol o al calor cuando se hierve o se fríe a más de 100°C.

Morfológicamente, no hay muchas diferencias notables entre un tipo u otro. Principalmente, se puede destacar que la yuca amarga es de mayor tamaño de la dulce, la pulpa es muy blanca muy rica en almidón y aunque se cocine, la amarga siempre se mantiene dura y sus cáscaras son más gruesas y pegajosas. Por su parte, la dulce es más pequeña, se ablanda fácilmente en la cocción y tiene dos cáscaras más delgadas y fácilmente separables. La yuca presenta gran tolerancia a condiciones ambientales extremadamente duras. Entre sus bondades se puede decir que cuenta con gran adaptación a ecosistemas diferentes, soporta fuertes sequías, es fuerte a las plagas, por lo que necesita pocos fertilizantes, plaguicidas y aguas; y es de fácil almacenamiento bajo tierra.
Actualmente, más de 800 millones de personas en América del Sur, Asia y África dependen de este tubérculo para su subsistencia. Y es que para muchos estudiosos en la materia la yuca representa el alimento clave para acabar con el hambre por su alto contenido calórico y su poca exigencia para su cultivo, es considerada la cuarta fuente de calorías del trópico después de cultivos como el arroz, maíz y el azúcar, debido a que en su volumen se puede llegar a encontrar hasta 35% de carbohidratos y 1,5% de proteínas. Por estas razones, la yuca es uno de los productos prioritarios de la seguridad alimenticia mundial. El principal producto derivado de la yuca en venezuela es sin duda el casabe. El pan de la yuca, es tan viejo como el descubrimiento de América. En esa época su consumo se limitaba a los indios maquiritares ya que a los colonizadores les parecía un alimento insípido y mísero, ya que a muchos les daba impresión de tragar tierra cuando lo comían. De allí, el dicho: "Indio no es gente, ni casabe es pan".
Hoy en día, el casabe es parte de la dieta alimentaria de los venezolanos y es valorado por muchos por su fuente calórica y riqueza en fibra y minerales. En el país se producen más de treinta millones de kilos de casabe al año y cada día aumentan los ingresos por su exportación.

Buñuelos de Yuca

Ingredientes:
1 kilo de yucas cocidas, y hechas puré3 yemas, bien batidas1 cta. de sal3 Cdas de azúcar
Para la salsa:½ panela o 1 taza de azúcar rubia1 ½ tazas de agua3 clavos de olor
Preparación:
Hacer un buen puré con las yucas, agregar las yemas, el azúcar y la sal y amasar hasta que se forme una masa suave. Hacer pequeñas bolitas con porciones de esta masa de unos dos cms de diámetro. Freírlas en abundante aceite de maíz, hasta que estén doradas. Ponerlas entre toallas de cocina, de papel, para absorber el aceite extra.
Salsa:Disolver la panela, o el azúcar rubia en el agua, agregar los clavos de olor y esperar que espese. Sacarla del fuego y asegurarse de quitarle los clavos de olor. Dejarla enfriar y poner en los platos de servir las pequeñas bolitas fritas y sobre ellas la salsa.Pueden ser servidas tibias.

Mochileros Gastronómicos.
Valera Estado Trujillo – Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada